2X1 o cómo matar dos pájaros de un tiro

La gente es increíble. La gente es incomprensible. Compran demasiada comida, aún cuando saben que es imposible que la pueda ingerir, que el perímetro de sus estómagos pueda albergar todos esos alimentos. Pero ellos la compran. Una y otra vez sin escarmentar. No sé por qué. Al entrar al supermercado me rodean caras asustadas que vacían los estantes como si buscaran lo que les falta en la vida: un sobre de preparado de caldo de pollo, oferta de 3x1 en tetra briks de leche desnatada ricas en vitaminas a y c; dos bolsas de magdalenas rellenas de crema de chocolate; pasta fresca rellena de espinacas y queso azul; cuatro hamburguesas de cerdo; dos bolsas de patatas fritas; medio kilo de pescada; un kilo de tomates; un paquete de arroz; otro de lentejas; tres pizzas prosciutto. No se dejan nada. Se van felices con el carrito lleno, sin hambre alguna. Luego vuelven a sus casas y llenan sus frigoríficos y despensas. Después preparan la comida. Un lunes. Un martes. Un miércoles. Un viernes. Un sábado. Un domingo. Y otra vez otro lunes y siguen yendo al supermercado. Todo esos nutrientes se acumulan en la cocina. Muchos llegan a su límite, se caducan. La fruta se pone pocha, se ennegrece. El zumo y la leche se avinagran y saben agrios en la boca. Ya no los quiere nadie. Qué lástima de la muerte de esos nutrientes me digo postrada en el sofá, adormecida, con la televisión enfrente chillándome desesperadamente.

Pero ellos no se inmutan porque se hayan convertido en basura los alimentos. Como mucho, el hombre más sensato dice: he tirado diez euros a la basura. Él, animal fecundo, dice que ha perdido diez euros. El pobre enfermo ve diez euros en la comida desperdiciada. Pero, ¿acaso no se percata que no se trata de dinero, que lo que tira es el nutriente que del que se priva a otro ser humano? Nos hemos vuelto locos y hemos engullido nuestros propios sesos. Percibimos dinero en la basura, en los ojos y cuerpos de la gente. Nos inyectaron monedas y billetes en la retina desde que nos nutría nuestra madre en el vientre. Me estremece pensar que mi alma es metal o papel con tinta. Ahora tú, bendice los alimentos que vamos a tomar, porque ojalá se desecharan diez euros y no la comida. Sufriría el bolsillo, pero no la boca.

posted under | 0 Comments

Sino

Voy andando malherida

cansada de las banderas caídas

de países imaginarios;

del signo de la tierra que se resigna

a las sequías que aún no llegan

mientras me pesa adentro

el corazón

como un muerto suspirando.



posted under | 0 Comments

La era de la luz



La era de la luz, prólogo de Man Ray para su libro homónimo:

En esta época, comparable a cualquier otra, en la que los problemas de perpetuación de una raza o una clase y de destrucción de los enemigos, son el objeto que absorbe por completo las motivaciones de una sociedad civilizada; resulta inoportuno e insignificante crear obras inspiradas solamente en la emoción y el deseo del individuo. Parece que sólo merezcamos retomar ocupaciones idílicas tras solventar la mayoría de los problemas más trascendentales de la existencia. Por otro lado, sabemos que la incapacidad de una raza o de una clase para mejorar por sí misma es equivalente a su incapacidad para aprender de los errores de la historia. Todo progreso es fruto de un intenso deseo individual por mejorar el presente inmediato a partir de una toma de conciencia de la insuficiencia material. En este estado de exaltación, la acción material se impone por sí misma y adquiere la forma de la revolución, de uno u otro modo. Raza y clase, al igual que los estilos, se vuelven irrelevantes, mientras que la emoción humana individual se transforma en universal. Qué puede ser más conciliador entre los seres que el descubrimiento de un deseo común? y, qué puede ser más inspirador de acción que la confianza despertada por una expresión lírica de este deseo? Desde el primer gesto del niño al señalar un objeto y nombrarlo -- aunque con un modo de significado completo -- hasta la mente desarrollada que concibe una imagen cuya rareza y realidad nos conmueve hasta lo más profundo de nuestros inconsciente; el despertar del deseo es el primer paso hacia la participación y la experiencia.



Con este espíritu experiencial y no experimental se presentan las siguientes imágenes autobiográficas. Captadas en momentos de desapego visual, durante períodos de contacto emocional, estas imágenes son residuos oxidados fijados por la luz y por los elementos químicos de organismos viviente. Toda expresión plástica no es más que el residuo de una experiencia. El reconocimiento de una imagen que ha sobrevivido de manera trágica a una experiencia, recordando el acontecimiento de manera más o menos clara, como las cenizas intactas de un objeto consumido por las llamas; el reconocimiento de ese objeto tampoco representativo y tan frágil y su simple identificación por parte de un espectador que posea una experiencia personal similar, excluye toda posibilidad de codificación psicoanalítica o de asimilación a un sistema decorativo arbitrario.


Cuestiones como el mérito y la ejecución, son materias solo para aquellos que evitan alcanzar, inclusive, los límites de esas experiencias. Esto se debe o bien a que un pintor, para intensificar la idea que desea expresar, introduce trozos de cromo en su trabajo manual, o bien a que otro, utilizando directamente la luz y la química llega a deformar el tema hasta el punto de usurparle todo parecido con el original, creando una nueva forma. La consiguiente violación del medio empleado es la garantía más perfecta de las convicciones del autor. Un cierto desprecio por el material utilizado para expresar una idea es indispensable para su más pura realización. Cada uno de nosotros, en su timidez, no puede sobrepasar ciertos límites sin ofenderse. Es inevitable que aquel que, gracias a un severo esfuerzo haya conseguido por sí mismo ir más allá de este límite, despierte un resentimiento en aquellos que han aceptado convenciones que, una vez admitidas por todos, no requieren ninguna iniciativa en su aplicación. Y este resentimiento, por norma general, se materializa en una risa burlona insignificante, en una crítica o, incluso, en una persecución. En cualquier caso, esta aparente violación es preferible a los hábitos monstruosos tolerados por la etiqueta y el esteticismo.


Todo esfuerzo motivado por el deseo debe también apoyarse en una energía automática o inconsciente para ayudar a su realización. De esta energía, poseemos reservas ilimitadas; basta con querer examinar en nosotros mismo, eliminando todo sentimiento de vergüenza o de decoro.


Al igual que el científico que, como un simple prestidigitador, manipula los fabulosos fenómenos de la naturaleza y se beneficia de cada, por así llamarlo, peligro o ley; el creador, tratando con valores humanos, deja filtrar las fuerzas inconscientes matizadas por su propia personalidad , que no es más que el deseo universal del hombre, y saca a la luz intensiones e instintos reprimidos durante largo tiempo que deberían formar la base de una fraternidad de confianza.


La intensidad de este mensaje sólo puede inquietar en función al grado de libertad concertado al automatismo o al yo inconsciente. Toda sustitución de las formas adquiridas de presentación bajo una artificialidad y extrañeza aparentes, es una confirmación del libre funcionamiento de este automatismo y debe acogerse sin reserva.


Cada día nos hacen confidencias abiertamente y es tarea del ojo ejercitarse para verlas sin prejuicios ni limitaciones.




Man Ray, Paris 1934

posted under | 0 Comments

Sobrevivir a/en diciembre

Llévame por calles de hiel y amargura,
ponme ligauras y hasta escúpeme
échame en los ojos un puñao de arena,
mátame de pena


 pero quiéreme.




sobrevivir.
(Del lat. supervivĕre).
1. intr. Dicho de una persona: Vivir después de la muerte de otra o después de un determinado suceso.
2. intr. Vivir con escasos medios o en condiciones adversas.

Yo más bien me refería a la primera acepción, aunque para mí el invierno sea en sí mismo una condición adversa. Escasea el calor y me vuelvo escueta, sedentaria y poco dinámica. A grandes rasgos: me solidifico. Entonces me sirven las dos acepciones por igual.

Hace unos días que descucbrí a los Tindersticks. Soy una mujer afortunada por eso y otras muchas cosas (a pesar de la manifestación de mi gran sentimiento antinvierno en su máximo apogeo). No todo es negro, alhandu lillah.








posted under | 0 Comments

Soy el itinerario del sudor
que gotea tu estigma.
Soy la espalda en curva
de abandono de Dios,
el dromedario cansado de ser
el arqueado hijo del desierto.
Soy lengua lasciva
de capilares rojizos
lamiendo solemne un rastro.
Un amén falso crucificado
en la boca del domingo.

Y al humano que le rodea la muerte
la vida le orbita de agobio
y le late de esperanza
toda la frente satélite:

¡Escuece la calle sola,
el cuchillo limpio
en esta llaga del hombre!

posted under | 0 Comments

الشعر دائما (poesía siempre)

I have become another child.
I wake to see the world go wild.

Allen Ginsberg. An Eastern Ballad.



Me siento más completa desde ayer por la noche. Arrastraba todo lo que escribía con vértigo por lo que me pesaba tenerlo guardado. Es verdad que desde hace unos tres años fui abriendo esta faceta mía cada vez más hacia el exterior, después de tenerla oculta y sin luz tanto tiempo. Para mí los últimos meses no han sido fáciles, así que desde aquí os doy las gracias a TODOS. Especialmente a Javi. Como diría Kundera, estoy un poco más lejos de esa “insoportable levedad del ser”; del miedo de caer que suscita la gravedad.


posted under | 0 Comments

Ablación

Vivir como un bulbo
bajo tierra;
con los ovarios rotos
de humillación
y derramando
entre las piernas
un sexo insípido.

posted under | 0 Comments

En manos de delincuentes

En un curso al que asistí la semana pasada, tuve la buena suerte de toparme con este vídeo. En sólo ocho minutos escasos y con esa capacidad verbal tan directa y contundente, Arcadi Oliveres deja a cualquiera acorralado con tantos datos trágicos e ignorados por la inmensa mayoría de los mortales.

posted under | 0 Comments

Sueño I: El hombre sin tierra

Eres el fracaso púrpura
de un golpe vacío por dentro.
Un moratón sombrío
de alma oscura;
un mar sin faro,
el frío crudo
de un barranco flaco
encaramado al viento .

Así vives,
como un esclavo viejo
de extrarradio.
Te bebiste
la sed de los campos;
te amamantan
los acantilados de las manos,
los pensamientos de precipicio.
No hay lluvia que siembre
tu acento
yermo de llanto.

Eres tormenta seca de rayos;
un tronco sólido y opaco
sin una luz que vomite vida.

Odio todas mis pesadillas contigo.
Me despierto despoblada en los brazos
pero con el cráneo trastornado,
con los labios bocarriba.

Tú eres todo eso.
Pero yo soy
el dolor de una cabeza
que acumula sangre,
la soledad
en un pecho desnudo
que se levanta disiente,
repleto de los truenos más duros
y amargos
de tu carencia.

posted under | 0 Comments

Just what I needed





Noviembre viene pisando fuerte, parece que va a ser un mes cargado de proyectos.

Ahora mismo me quedo con esta canción de The Cars, que me gusta como hace tiempo que no me gustaba ni disfrutaba ninguna canción (exceptuando el disco remasterizado de Derek and The Dominos, Layla and Other Assorted Love Songs, que es una maravilla). Pero ese álbum lo pospongo para otra ocasión porque se merece entrada propia.

posted under | 0 Comments

¿Por qué?

Es difícil nadar contracorriente. La siguiente historia ilustra a la perfección el encasillamiento sociocultural en el que nacemos, crecemos, y morimos.

En un experimento se metieron cinco monos en una habitación. En el centro de la misma ubicaron una escalera, y en lo alto, unos plátanos. Cuando uno de los monos ascendía por la escalera para acceder a los plátanos, los experimentadores rociaban al resto de monos con un chorro de agua fría. Al cabo de un tiempo, los monos asimilaron la conexión entre el uso de la escalera y el chorro de agua fría, de modo que cuando uno de ellos se aventuraba a ascender un busca de un plátano, el resto de monos se lo impedían con violencia. Al final, e incluso ante la tentación del alimento, ningún mono se atrevía a subir por la escalera.


En ese momento, los experimentadores extrajeron uno de los cinco monos iniciales e introdujeron uno nuevo en la habitación.

El mono nuevo, naturalmente, trepó por la escalera en busca de los plátanos. En cuanto los demás observaron sus intenciones, se abalanzaron sobre él y lo bajaron a golpes antes de que el chorro de agua fría hiciera su aparición. Después de repetirse la experiencia varias veces, al final el nuevo mono comprendió que era mejor para su integridad renunciar a ascender por la escalera.
Los experimentadores sustituyeron otra vez a uno de los monos del grupo inicial. El primer mono sustituido participó con especial interés en las palizas al nuevo mono trepador.


Posteriormente se repitió el proceso con el tercer, cuarto y quinto mono, hasta que llegó un momento en que todos los monos del experimento inicial habían sido sustituidos.

En ese momento, los experimentadores se encontraron con algo sorprendente. Ninguno de los monos que había en la habitación había recibido nunca el chorro de agua fría. Sin embargo, ninguno se atrevía a trepar para hacerse con los plátanos. Si hubieran podido preguntar a los primates por qué no subían para alcanzar el alimento, probablemente la respuesta hubiera sido esta “No lo sé. Esto siempre ha sido así”.



posted under | 0 Comments

Dioptrías

Para la pequeña Maia



Veo un enorme parpadeo
de inocencia en tu rostro.
Un abismo rasgado,
un iris de mariposas.
Veo la pupila de tus ojos
negra y profunda;
como un universo propio
encerrando
un Vietnam entero
a la luz que la atraviesa.

posted under | 0 Comments

Time lapse art

Si el blog está mutando que nadie se asuste, es sólo porque está vivo. Ya lo dijo Nietzsche, tenemos arte para no morir de la verdad.

posted under | 0 Comments

The god of nothing



Quien tuviera el Aqualung de Jethro Tull para su cumpleaños.

La caída

Intuyo al día que no sucede
como un vértigo del deseo,
como un presagio de luz
desplomado del cielo.

Éste es el silencio
más denso del mundo,
la carga de lo imposible,
la gravedad de la quimera
que aguantan los músculos tensos .
Y con la tarde, desde lo alto
despacio en el descenso
cae desmayado
el peso de tu boca
sobre mi espalda.

posted under | 2 Comments

A 15 de octubre

Que el juego sea juego
porque lo juegas tú.

Que nadie te represente
ni tú te dejes representar.

Ensaya tu liberación
en cuerpo y mente.

No dejes que nadie te diga quién eres,
qué quieres,
o cómo vivirás.

Lucha contra ellos,
lucha contra el capital,
lucha contra su razón instrumental.

Sé rebelde, es decir,
mira a los demás como seres humanos,
presta atención a sus problemas,
invita a hablar a los humillados,
sacude a los narcotizados.
incita a hablar contra los negligentes,
no te doblegues,
sé beligerante contra toda forma de poder,
recupera así tu cuerpo,
luchando por la liberación de los iguales fraternos.



Antonio Orihuela. La celebración de las hormigas. Todo el mundo está en otro lugar.

posted under | 1 Comments

Into the wild

Soy sincera y no es una mera excusa. No soy una incondicional de su música, ni me identifico demasiado con el estilo pop rock que llevan defendiendo durante toda su carrera artistica. Pero sé reconocer que dentro del mercado musical español que se vende y por ende consume nuestra sociedad, Amaral es uno de los grupos que aportan mayor calidad y que al menos hacen que uno cuando escuche los éxitos del momento en la radio no se sienta del todo estafado por la industria musical. El lanzamiento de su disco lleva anunciándose desde principios del verano y se esperaba como uno de los acontecimientos del otoño. Cuando escuché el título "Hacia lo salvaje" se me vino irremediablemente a la cabeza Thoreau y todo el movimiento existencialista americano,así como el libro de John Krakauer  Into the wild (Traducido al español como Hacia rutas salvajes).

Desde el año pasado noto que una fuerza dentro de mi interior me empuja hacia esa concepción de la vida, hacia considerar regresar a lo que constituye el origen del ser humano: la naturaleza. Es una idea con raíces románticas donde las halla y no deja de ser trasnochada en una sociedad como en la que habitamos. Sin embargo en este caso creo firmemente que en este mundo de tecnologías y "avances hacia el progreso", donde se nos ha borrado la identidad como seres humanos y nos hemos convertido en unos sujetos mecánicamente programados para el consumo y la vida en la más digna y lujosa superficialidad, se necesita más que nunca recuperar nuestra esencia inicial de individuos, nuestra verdadera huella dactilar. Como decía, este pensamiento me llama desde hace un año, desde que empecé a leer a Thoreau, desde que necesito adentrarme en un ambiente que me descontamine de mis propios sentimientos, de mi forma vida, de mi propia perspectiva vigente. Por eso cuando me topé con ese título del disco de Amaral sentí alivio. Es curioso el valor que adquieren ciertas cosas cuando uno se las encuentra en un momento culmen de su vida y adentro se sabe que no podría haber sido de otra manera. Yo escuché el lp, primero el single y tras la atracción que había sentido por el título, mis expectativas se desinflaron en gran medida. En parte es culpa mía, yo ya debía haber escarmentado con ellos, sé que no hacen el tipo de música a la que soy asidua, que no debía esperar algo muy distinto de este disco. Además, algún inútil escribió en un periódico sobre el "guiño" que los maños le hacían a Héroes del silencio. Esa frase me dejó perpleja, más fría que un témpano. De alguna manera puede que hasta me doliera, teniendo en cuenta mi adoración (quien me conozca sabe que no es una exageración) a Héroes del SIlencio.

A pesar de todo, no vengo a despedazar el nuevo disco de Amaral. Las letras tienen un espíritu vitalista que me gusta, e incluso tengo la sensación de que las han mejorado (desde mi punto de vista nunca han sido uno de sus fuertes). La razón que me ha traído hasta aquí a hablar de este grupo ha sido únicamente el videoclip del single. Lo he visto hace unos minutos y simplemente me ha cautivado. Porque es la actitud que quiero ser ahora. El coraje y la valentía que precisa mi cuerpo, que no cesen. Quiero ser esa tortuga que nada hacia delante, hacia lo salvaje.

posted under | 1 Comments

Ila liqa



La memoria

es verme con tu dolor en el espejo

y tener que recordar

quién era yo sin sufrimiento,

quién era yo

antes de ti.

posted under | 0 Comments

De cuando éramos intangibles

Rociada voy en raza caliente.

La luz adentro me persigue
y palpita una estrella
urgente en el horizonte .

Mi inicio del cuerpo
era un trozo perfecto
de piel materna
tersa y tierna
galopando sangre.

Era yo una criatura arraigada
al espacio dilatado
de un vientre.

Latía hace años con impaciencia.
Avanzaban
las fronteras de mi origen
y daban patadas
a la anatomía de mi madre.

Fui eco ensanchado de este útero
al que no regresé nunca.
Y ahora arrojada a este mundo
siento que me roza una vida injusta
porque era él mi casa más sincera.
Allí yo era energía indígena,
sentimiento puro,
carne intacta de sufrimiento.

Era mi razón de vida el ruido del nacimiento,
el silencio de un amor recién abierto
y su áspero tacto
que aún no abrazaba nadie.

posted under | 0 Comments

Con amor sordo


Quiere morirse sin hacer ruido

posted under | 0 Comments

Silencio



De piedra siento el silencio
sobre mi cuerpo y mi alma.
No sé qué hacer
bajo el peso de esta losa.

Tendida estoy a la noche
-árbol de sombre sin ramas-.
Parece el tiempo dormido,
parece que no soy yo
quien está a solas conmigo.

Concha Méndez

Fotografía: cielo de Seattle

posted under | 0 Comments

Alevosía

Yo te pensaba aquel instante
mientras tú penetrabas en un cuerpo extraño,
en un cuerpo que no era el mío.


Y ahora parece no existir cobijo posible
solo soledad sucia, desterrada de cualquier alma.

Mi cuerpo
es un río contaminado
porque yo te pensaba porción de mí misma
y ahora estás manchado de una desnudez
totalmente desconocida a mis ojos.

Ese cuerpo ajeno llegó hasta mí

contigo

como todo el peso del mundo
concentrado bajo la circunstancia
de mi corazón.


Yo te sonreía aquel instante
mientras tú penetrabas en otro cuerpo.
Yo te hablaba de mis huesos de verano
de mis piernas, de mis dedos, de mis labios
mientras tu placer le gritaba a otro cuerpo.


Pero ahora yo solo puedo
buscar las raíces de mi casa,
abrazarme
y unirme a ellas
al igual que tú aquella noche te abrazabas
a aquel espíritu impropio,
a aquel tercer cuerpo.

posted under | 1 Comments

Glenn Ligon

posted under | 0 Comments

El grito al espejo

Se desmoronan mis dedos primitivos

sobre esta fotografía refleja y sólida.
Llevo las yemas pálidas que sobre ella se desplazan
hasta el roce del silencio
y voy callada a cuestas
con esta incomprensión
de sentirme lejos de esta casa
mientras las manos me tiemblan del seísmo
de abrazarla.

Agarrada a estos muros
colmados de sombras ajenas,
el espacio parece un desierto de circunstancias,
el vacío solitario de una puerta
tras la que no espera nadie.
La geografía
de estas paredes que habito
envuelve a la piel en una desnudez vulnerable
que me asusta de misma.


Yo tampoco espero que entiendan mi soledad
de pez en la tierra.


Aunque no divise a nadie al otro lado del cristal,
aún me siento adentro
las venas calientes
latiendo violentas.
¿Qué importa entonces este trance antiguo de infancia
y la tumba de su pensamiento alegre?
Al fin y al cabo,
uno nace cuando nace
(con la garganta hecha raíz
y el grito hecho carne)
y muere cuando

Muere.





posted under | 0 Comments

Amor desde abajo

En este suelo lento
sobre en el que las losas donde me tumbo
se prolongan
hasta no hallar fin alguno,
estiro sin tregua la fibra de cada dedo de la mano,
cada esperanza que tengo la deposito
y la extiendo y con el peso del cuerpo que se arrastra a lo largo
busco sin remedio entre baldosas y polvo
el beso oscuro de tu sombra.

posted under | 0 Comments

El hombre de letras es enemigo del mundo

Charles Baudelaire

posted under | 0 Comments

Naturaleza muerta III: La naranja



Dentro de esta cáscara

sostengo todo el zumo del silencio
contra mi pecho estrujado
como migajas de un pan deshecho.

Te arrastro en cada vitamina de mi espíritu,
en cada gajo de mi mundo cítrico porque eres fruto
de cada saliva del beso
suspendido en este naranjo futuro.
Eres hijo del jugo que segrega mi árbol,
de la semilla del abrazo venidero
casi huérfano
que, sin embargo,
no te he dado

todavía.

posted under | 0 Comments

Me extiendo


Me extiendo

me extiendo

me extiendo.

Me unto y fundo por todas partes,
me ensancho en cualquier instante del suelo
y ruedo como un mundo pequeño sin dueño por el parque,
hasta llego a un árbol centenario
donde mi cuerpo se prolonga
verticalmente hasta el cielo y las nubes
como las torres de una urbe
aprisionada en cemento.

Me extiendo
me extiendo
me extiendo.

Me disperso en el sueño de que todo cambie
que mi barro toque hasta el latido del firmamento,
subir y alcanzar las montañas,
tocar con las yemas de los dedos el fondo del techo
y amar este crecimiento de los pies que avanzan
sin tregua al paso de desarrollarse.

Me expando por las calles y los barrios,
propagándome en las luces de la noche.
Me multiplico como una célula necesaria,
como glóbulo blanco o rojo en la sangre.
Me diluyo en las aguas del pensamiento
y llego a sentirme una extraña
esparcida en la vida de mi propio viaje.


Como el polen de la flor al viento
Me desperdigo
me desparramo
me disgrego
me desordeno
me abrazo
me pierdo
me odio
me encuentro
me quiero
me encojo
me agacho
me alargo
me aumento
me agrando
me voy
me vengo



y simplemente


Me extiendo
me extiendo,




me extiendo.





Fotografía: Yayoi Kusama

posted under | 0 Comments



Son
extrañamente hermosos todavía,
estos labios de hace ahora tres años
y me parece inédito
el gesto de tu beso,
este llegar aquí cada vez más tranquilo,
con la serenidad
del que tiene por cómplice la vida
y su rutina.

Hoy sabemos que entonces,
cuando tus veinte años y mi primer abrazo,
empezamos por ser
sobre todo indecisos: la tímida torpeza
de la primera noche
y la dificultad
con que dejar las manos
en el hábito infiel de nuestros vicios.

Ahora
extrañamente hermoso estar aquí,
demasiado a menudo y decididos,
incómodo
de no sentir el peso de los años
aprendiendo contigo la premeditación
y escribiendo en mi piel tu alevosía.

Porque suele haber bancos donde se espera siempre,
aceras que prefieres por costumbre
o líneas de autobús al mediodía.

Y sin embargo tú
reapareces inédito en tu gesto
para decirme hoy
que le conteste al tiempo y sus preguntas
el práctico saber que tienes de mi cuerpo.



Canción de aniversario (Luis García Montero)
Fotografía de Joel Sternfeld

posted under | 0 Comments

Primera ausencia

Esta falta en mi autarquía.
Este vacío en mi presencia.
Esta insatisfacción que me masturba.
Este río sin lágrimas.
Esta sangre sin fuerza.

Me arrastro deseando mi rojo,
mi quinta esencia materna.
Porque no hay mujer sin óvulo que salpique,
porque todas las amapolas crecen
con esta mancha presa de vida
que riega los campos recién nacidos
de sol a sol
de árbol a hierba
de odio a amor,
de pierna a pierna.

posted under | 0 Comments

Song- Canción

The weight of the world
is love.
Under the burden
of solitude,
under the burden
of dissatisfaction

the weight,
the weight we carry
is love.

Who can deny?
In dreams
it touches
the body,
in thought
constructs
a miracle,
in imagination
anguishes
till born
in human--
looks out of the heart
burning with purity--
for the burden of life
is love,

but we carry the weight
wearily,
and so must rest
in the arms of love
at last,
must rest in the arms
of love.

No rest
without love,
no sleep
without dreams
of love--
be mad or chill
obsessed with angels
or machines,
the final wish
is love
--cannot be bitter,
cannot deny,
cannot withhold
if denied:

the weight is too heavy

--must give
for no return
as thought
is given
in solitude
in all the excellence
of its excess.

The warm bodies
shine together
in the darkness,
the hand moves
to the center
of the flesh,
the skin trembles
in happiness
and the soul comes
joyful to the eye--

yes, yes,
that's what
I wanted,
I always wanted,
I always wanted,
to return
to the body
where I was born


El peso del mundo
es amor.
Bajo la carga
de la soledad
bajo la carga
de la insatisfacción

El peso,
el peso que arrastramos
es amor

¿Quién puede negarlo?
En sueños
toca
el cuerpo
en los pensamientos
produce milagros,
en la imaginación
sólo hay angustia
hasta que nace
en el ser humano.
--Observa desde el corazón
ardiente de pureza
porque la carga de la vida
es amor,

Pero arrastramos el peso
con fatiga
y por ello hemos de descansar finalmente
en los brazos del amor,
hemos de descansar en los brazos del amor.

No hay sosiego
sin amor.
No se duerme
sin sueños
de amor—
ya sean los locos, los muertos de frío,
los obsesionados con ángeles
o con máquinas,
el último deseo
es amor.
No puede ser amargo
no puede negarse
no puede ocultarse
Si se niega:

El peso es demasiado grande

--Se ha de entregar
a cambio de nada/ por nada a cambio/sin esperar nada a cambio
al igual que se entrega
el pensamiento
a la soledad
en toda la calidad
de su exceso.

Los cálidos cuerpos
resplandecen juntos.
En la oscuridad
la mano se desplaza
hasta el centro
de la carne.
La piel se estremece
de felicidad
y el alma acude con alegría
al encuentro con los ojos.

Si, si
eso es
lo que siempre quise
siempre quise,
siempre quise,
regresar al cuerpo
donde nací.



Allen Ginsberg. Traducción de María José Seben.

posted under | 0 Comments

Footnote to howl



Éste es el "Footnote to howl" de Allen Ginsberg recitado por Patti Smith. El lunes en directo me emocioné al escucharlo, y al salir le dije a mi hermana que ya podía morirme tranquila.

Holy! Holy! Holy! Holy! Holy! Holy! Holy! Holy! Holy!
Holy! Holy! Holy! Holy! Holy! Holy!
The world is holy! The soul is holy! The skin is holy!
The nose is holy! The tongue and cock and hand
and asshole holy!
Everything is holy! everybody's holy! everywhere is
holy! everyday is in eternity! Everyman's an
angel!
The bum's as holy as the seraphim! the madman is
holy as you my soul are holy!
The typewriter is holy the poem is holy the voice is
holy the hearers are holy the ecstasy is holy!
Holy Peter holy Allen holy Solomon holy Lucien holy
Kerouac holy Huncke holy Burroughs holy Cas-
sady holy the unknown buggered and suffering
beggars holy the hideous human angels!
Holy my mother in the insane asylum! Holy the cocks
of the grandfathers of Kansas!
Holy the groaning saxophone! Holy the bop
apocalypse! Holy the jazzbands marijuana
hipsters peace & junk & drums!
Holy the solitudes of skyscrapers and pavements! Holy
the cafeterias filled with the millions! Holy the
mysterious rivers of tears under the streets!
Holy the lone juggernaut! Holy the vast lamb of the
middle class! Holy the crazy shepherds of rebell-
ion! Who digs Los Angeles IS Los Angeles!
Holy New York Holy San Francisco Holy Peoria &
Seattle Holy Paris Holy Tangiers Holy Moscow
Holy Istanbul!
Holy time in eternity holy eternity in time holy the
clocks in space holy the fourth dimension holy
the fifth International holy the Angel in Moloch!
Holy the sea holy the desert holy the railroad holy the
locomotive holy the visions holy the hallucina-
tions holy the miracles holy the eyeball holy the
abyss!
Holy forgiveness! mercy! charity! faith! Holy! Ours!
bodies! suffering! magnanimity!
Holy the supernatural extra brilliant intelligent
kindness of the soul!

posted under | 0 Comments

Fusión


Mi alma en torno a tu alma se ha hecho
un nudo apretado y sombrío.

Cada vuelta del lazo sobre humano
se hace raíz, para afianzarse hondo,
y es un abrazo inacabable y largo
que ni la muerte romperá. ¿No sientes
cómo me nutro de tu misma sombra?

Mi raíz se ha trenzado a tus raíces
y cuando quieras desatar el nudo,
sentirás que te duele en carne viva
y que en mi herida brota sangre tuya.!

Y con tus manos curarás la llaga
¡y ceñirás más apretado el nudo!


Juana de Ibarbourou

posted under | 1 Comments

Piedra y Lucha. Mujer y Furia. Desidia y Masa.

Ojalá mi alma fuera translúcida
y tú pudieras ver
la luz negruzca que arrojé en un segundo esta noche.
Dejé desde mi corazón
a la ciudad entera a oscuras.
Al levantarme de la silla
tenía los huesos desconchados
de alegría.

Me miré al espejo al llegar a casa:
parecía una loca buscando
el calcio de mi vida.
Mi adentro estaba en ruinas
y en las raíces había tormenta.
Ojalá pudiera arrancar esta mala hierba
y matar estos pensamientos
a metralla limpia.
Pero sonreí hacia fuera
y mentí a mi madre por amor.
¡Como si acaso ella no pudiera ver el alma
opaca de su hija!
¡Como si yo para ella también
fuese una extranjera más,
una mujer ajena,
una completa desconocida!

posted under | 0 Comments

Naturaleza muerta: el melocotón

No soy más que un cuerpo desprotegido
que finge ser hermético
ante la muerte recién nacida
del desamor.

posted under , | 0 Comments

Echo de menos a alguien que no existe



Viniera yo como el silencio cauto
(No sé quién era aquel que lo decía)
Bajo luna de nácares o fuego
bajo la inmensa llama o en el fondo del frío
en ese ojo profundo que vigila
para evitar los labios cuando queman.
Quiero acertar quiero decir que siempre
que sobre el monte en cruz vendo la vida
vendo ese azar que suple las miradas
ignorando que el rosa ha muerto siempre.


(Le estaré eternamente agradecida a Vicente Aleixandre por haber escrito este poema, porque me hizo sentir extrañamente viva cuando lo descubrí. La fotografía llegó de manos de mi buena amiga Sara).

posted under | 0 Comments

El rojo ausente

Que emigre

dolor blanco
mudo,
recio.


¿Acaso soy yo
castaño, marrón
canto sordo
de la tierra?
¿Acaso el ocre del muslo?
¿Soy yo una fruta sin jugo
una criatura sin sangre,
un árbol sin fruto?

Dolor blanco
mudo,
recio.

Dolor frío,
de célula pálida,
de nieve.
Áspero,
silencioso dolor de leche,
que tan árido vuelca
amarillo, árido,
yermo,
seco,
enfermo
en mi vientre.


Que emigre.

posted under | 0 Comments

A el vacío

No puedo ofrecerte nada
Ni mi mano, ni mi rabia, ni mi beso.
Porque las cuencas de tus ojos son el cráter de una bomba
y tu cuerpo encierra la jaula inhóspita del destierro.
A ti, fiera huérfana de jungla, lo siento,
no puedo ofrecerte nada.

posted under | 0 Comments

Tregua de nadie

He pasado un rato haciendo esto.




¡Cómo galopa la sangre!
¡Qué difícil detenerla
para que nos vaya al paso
cuando vive con tal fuerza!

Le he puesto duros bocados;
le he sujetado las riendas;
hay un viento que me puede
y la clava mil espuelas.
¡Yo no sé con este empuje,
yo no sé a dónde me lleva!

Concha Méndez

posted under | 0 Comments


El hombre primitivo odia aquello ante lo que siente temor, y en algunos rincones de su alma también el hombre civilizado y educado es primitivo. Así, el odio de pueblos y razas hacia otros pueblos y otras razas descansa, no en la superioridad y la fuerza, sino en la inseguridad y en la debilidad.

Un ser verdaderamente superior, un verdadero señor, compadecerá, quizá alguna vez lo desprecie, pero nunca odiará al ser al cual se sabe superior.


(Herman Hesse, Lecturas para minutos)

Fotografía de Juantxu Rodríguez, quien murió víctima de la invasión ilegal de Panamá por parte de Estados Unidos.

posted under | 0 Comments

Toda piedra es piedra

Toda piedra es piedra,
embadurnada de azúcar
o a bocajarro arrojada,
sea guijarro en la playa
o como el hierro de dura.
Toda piedra es piedra,
sea diamante en bruto ensangrentado
o canto rodado,
errante de carretera.
Toda piedra es piedra
sea disfraz de ejército en democracia
o bala insensible de escopeta.
Toda piedra es piedra
sea ciudadano contra parlamentario
o porra de policía contra el pueblo.
Toda piedra es piedra,
Sea pedrusco agigantado
O diminuto grano de arena.

Pero dicen que ellos son piedra blanda
Que mantenga el corazón de roca
Y estreche dócil mi mano
A esta ley de selva.

Yo creo que
toda piedra es piedra
sin embargo,
y que su verdad,
negra o blanca
igual me golpea.
Porque la piedra es piedra
y el hematoma que deja
Es de un morado inhumano.
Porque toda es piedra es piedra,
Rechaza tú su daño animal,
Bestia de alma hueca.

Y si no,
si estás libre de pecado,


¡TIRA TÚ LA ENÉSIMA PIEDRA!


posted under | 0 Comments

28 de mayo de 2011

Ayer. Apenas he podido dormir, de ayer. Ayer, esa es la enfermedad de hoy. Hoy me levanto a las diez y media, me trago el yogur de melocotón. Aparte me duele la tripa, estoy rebosante de trabajo rebosado y ayer me duele mucho. Más que la tripa, mucho más si me apuras. No sé qué está sucediendo. Seré yo. Será todo el resto. Será un pedazo de ambas circunstancias. Pero la situación parece estar deshilachada. Yo lo parezco también. Me dolía tremendamente Barcelona. También Lleida. Me dolía con rabia asimétrica, como a cualquier perro loco. Ayer me dolía toda persona en manos de policía fascista. “FASCISTA. FASCISTA. Mariajo, somos unos fascistas por no querer entrar ahí, ¿verdad? “(carcarjada sarcástica, entendí). "Mariajo, tú que eres tan antifascista, haz una asamblea en señal de protesta porque no queremos entrar. Sí, sí Mariajo, ¿no eres tú tan antifascista?" (carcajada punzante ataca de nuevo). "Tía, entiéndeme, que hoy hay gente nueva que viene de otros sitios, no me pidas que entre ahí, que no quiero quedar mal delante de nadie". (me retumba dentro lo de quedar mal, quedar mal, quedar mal, quedar mal….)
“Eres demasiado susceptible. Siempre te pasa igual. No sé por qué te pones así con bromas". "Mariajo, ¿también vas a hacer una asamblea aquí? Joder tia, es que somos unos fascistas. Hay que ir en contra de los fascistas, Mariajo, tú que eres tan antitodo”. (más carcajadas).
Me duele salir de ese maldito lugar con los pies llenos de albero y los ojos colmados en lágrimas retenidas, y decirle a R. que es que se me ha metido un pizco en el ojo, que los tengo irritados del polvo que se ha levantado. No sé si la convencí, aunque fuera una metáfora real, mientras paso enfrente de las luces diluidas de la noria, sabiendo que yo nunca me volveré a subir allí arriba con nadie como hace cuatro años, y mi interior se pregunta en árabe ayna asdiqaai? Ayna asdiqaai?, como si del disco de Extremoduro se tratara.
Me duele el autobús a las seis y media de la mañana de vuelta. Me duelen los tíos snobs del barrio que hablan con desdén y prepotencia sobre los culos de las tías que se suben o se bajan en las paradas, y que lanzan miradas impregnadas en testosterona, como si todas fuéramos animales susceptibles de ser montadas. Me duelen de forma remanente las elecciones de mi país. Me duele esta democracia de veinte duros tan analfabetamente impotente. Me duele el amor de juguete roto que desprendo con el komboloi en las manos, y no poder controlar el chorro de nostalgia que me sale.
Me duele toda la injusticia social que envuelve el mundo, semejante a una bomba detonante envuelta en un papel de regalo con un lazo rojo de sangre. Me duele observar lo que hay alrededor y sentirme fuera de todo él, desglosada, a kilómetros de distancia con esa carga del sufrir, mientras mi alma de mamífero, que dicen viene de Andrómeda , abraza a Machado con silbo despierto:

Son tierras para el águila,
un trozo de planeta,
por donde cruza errante la sombre de Caín.

posted under , | 0 Comments

Amapolar



De madrugada, escucho desnuda a Cohen. Ingenua de mí, creo que así mi cuerpo se impregna más del espíritu de la música.

posted under | 0 Comments

Y aunque suene a trozo de esqueleto bramando pena:
Tú nunca me quisiste.

¿Y tú, de qué lado de mi cuerpo estás, alma, que no me socorres?

Al mundo ígneo lo siento
legumbre rumiante
del corazón.
Y en mi agujereado nombre
come costumbre
la piel de asesinato.
Al mundo ígneo lo huelo
a atmósfera, a vapor,
lo siento
padre atrofiado donde
de la carne de la noche
el vacío se hace hombre.
Derrama, corre la sangre
por las arterias de dios.






Como el toro te sigo y te persigo,
y dejas mi deseo en una espada,
como el toro burlado, como el toro.


Miguel Hernández

posted under | 0 Comments

Huelga de cultivo por amor paria a la huerta

Casta tierra incauta,
castrando piernas Castúas,
o Castizas, Cordobesas:
¿dónde está el tubérculo de tu tripa?
Yo sólo hallo guita seca,
religión roñosa
bulbos de quejas
y raíces indolentes.
Casta tierra incauta,
enséñame el tubérculo de tu tripa,
que yo sola escarbando
sólo hallo
patria y jamás huerta,
una España hambrienta
de vida
y ahíta
de ceniza muerta.

posted under | 0 Comments

Espíritus colorados


Bienvenido a mi cuerpo.
De nuevo
mis ovarios te van abrazando
con anhelo brusco,
y tu dolor errante
segrega savia
suscita amapolas.
Hoy no hay adentro roedor de vida,
sólo mi rojo extraterrestre
en este cíclico planeta anquilosado
de terror engendra terror
de Hombre mata a Hombre.

posted under | 1 Comments

Autorragia

No quiero
Dolor sordo,
Ni su ahincar
En la llaga desnuda,
Abierta de ardores.
Es como si una cicatriz enferma
Se desabrochara
Y se destaponara una hecatombe roja,
Como si todos esos cuerpos tarados
Chillaran cariño
Abriendo venas de padre,
Y yo ya sólo sintiera
Un amor sanguíneo
Regando todos los caminos
Desolados
De mi vientre.

posted under | 1 Comments

Sin título

El frío que otorga al día consistencia.
La dureza impregnada en la fruta, las fresas.
El azúcar coagulado en la fisura del dedo, yema de deseo cruda.
El cuchillo, analfabeto emocional, tajante en la uña y su carne.
La hemorragia del jugo como ríos de sangre hasta los tuétanos.
El luto, un hematoma fósil, de linaje ateo.
La vida, flujo del útero salvaje derramándose
Como semilla que desemboca
En la desidia de la tumba.




Cuadro: Melancolía (Edvard Munch)

posted under | 0 Comments

Concepto (subjetivo) de abrazo

No raspa ni pincha
No punza ni araña.
Sólo roza, palpa la pulpa
Y a veces duele,
Porque súbitamente
Extirpa
El monstruo
De mi soledad.

posted under | 1 Comments

Maktub I: Lo barrido

Y yo seguiré aquí,
Con o sin esquina donde arrinconar
Toda la verdad sucia
Que nunca quiero mostrar
Más allá de tu trayecto.

posted under | 0 Comments

Estoy agobiada

No por los exámenes,
Ni por las cicatrices,

pero me siento agobiada.

posted under | 0 Comments

Lovesong


He loved her and she loved him.
His kisses sucked out her whole past and future or tried to
He had no other appetite
She bit him she gnawed him she sucked
She wanted him complete inside her
Safe and sure forever and ever
Their little cries fluttered into the curtains

Her eyes wanted nothing to get away
Her looks nailed down his hands his wrists his elbows
He gripped her hard so that life
Should not drag her from that moment
He wanted all future to cease
He wanted to topple with his arms round her
Off that moment's brink and into nothing
Or everlasting or whatever there was

Her embrace was an immense press
To print him into her bones
His smiles were the garrets of a fairy palace
Where the real world would never come
Her smiles were spider bites
So he would lie still till she felt hungry
His words were occupying armies
Her laughs were an assassin's attempts
His looks were bullets daggers of revenge
His glances were ghosts in the corner with horrible secrets
His whispers were whips and jackboots
Her kisses were lawyers steadily writing
His caresses were the last hooks of a castaway
Her love-tricks were the grinding of locks
And their deep cries crawled over the floors
Like an animal dragging a great trap
His promises were the surgeon's gag
Her promises took the top off his skull
She would get a brooch made of it
His vows pulled out all her sinews
He showed her how to make a love-knot
Her vows put his eyes in formalin
At the back of her secret drawer
Their screams stuck in the wall

Their heads fell apart into sleep like the two halves
Of a lopped melon, but love is hard to stop

In their entwined sleep they exchanged arms and legs
In their dreams their brains took each other hostage

In the morning they wore each other's face


Ted Hughes. Cuadro: Unidad, de Eduardo Kingman

posted under | 2 Comments

La tregua



A veces pienso que si Dios jugara limpio, también me habría dado el argumento que debía usar contra él. Pero no. No puede ser. No quiero un Dios que me mantenga, que no se decida a confiarme la llave para volver, tarde o temprano, a mi conciencia; no quiero un Dios que me brinde todo hecho, como podría hacer uno de esos prósperos padres de la Rambla podridos en plata, con su hijito pituco e inservible. Eso sí que no. Ahora las relaciones entre Dios y yo se han enfriado. Él sabe que no soy capaz de convencerlo. Yo sé que él es una lejana soledad, a la que no tuve ni tendré nunca acceso. Así estamos, cada uno en su orilla, sin odiarnos, sin amarnos, ajenos.

(Mario Benedetti)

posted under | 0 Comments

No acatarás

No volveré a comer tierra.
Ni a rebañar las migajas de las baldosas
No las arañaré con rabia contenida.

No volveré a tener las uñas viscosas
Ni me llenaré de polvo las rodillas.
No me agacharé, ni encorvaré mi espalda.

No besaré más el suelo que pisas.





(28 de diciembre: Mujeres Libres)

posted under | 1 Comments
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Blog Archive

    Dale al play

    Entre manos

    Entre manos
    James Baldwin- Notes of a Native Son

    Listen Live the bill press show

    Listen Live the bill press show
    (12.00- 15.00, hora española)
Se ha producido un error en este gadget.

Los que leo

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Blog Archive

"De todos los pozos se puede salir cuando se enciende la curiosidad por saber lo que estará pasando fuera mientras uno se hunde"

Followers

"It's always somebody taking over the world and the people wind up having to pay the price"

I Giorni

Autoaprender árabe


Recent Comments